Por los no olvidados 8 de noviembre Día de oración por los huérfanos

Keren Flórez Ayala
January 20, 2016
Spanish
Las consecuencias que tienen estos pequeños al vivir en un mundo de adultos son irreparables: completamente vulnerables e inseguros, inestables en cuanto a su calidad de vida, desnutrición, falta de acceso a una vivienda digna, falta de educación y acceso a una salud adecuada, trabajo infantil y explotación.

El domingo 8 de noviembre es el Día por los Huérfanos. Este es un día para que la iglesia alrededor del mundo se reúna para celebrar lo que Dios está haciendo en la vida de los huérfanos y,al mismo tiempo,responda al llamado de Dios de atender a los niños y niñas que están desprotegidos.

La historia de millones de niños y niñas huérfanos sin duda es real para muchos de ellos que por consecuencia de las malas decisiones de los adultos o las situaciones de la vida,quedan desprotegidos de la seguridad que puede ofrecer el hogar. Los datos y cifras estadísticas que se presentan sobre la infancia no se deben ver únicamente como eso,sino que son historias sobre vidas de niños y niñas que se abren paso por el mundo en medio de las adversidades en las que les ha tocado crecer.

Se estima que hay 150 millones de niños en el mundo que han perdido a uno o ambos progenitores.

Alrededor de 71 millones de huérfanos viven en Asia,59 millones en África,31 millones de huérfanos se encuentran en India y casi 9 millones en Latinoamérica y el Caribe.

Cada año,un total de 250.000 niños son adoptados,lo que equivale a menos del 1% de huérfanos que existen.

Existen muchas razones para la orfandad en el mundo,entre ellas se destaca el contagio por el virus del SIDA,que desde 1990 ha causado la muerte de millones de padres y madres en todo el mundo y los desastres naturales,hambres y guerras.

En los últimos años se ha visto un número considerable de personas desplazadas a causa de los conflictos armados y la criminalidad,aunado a esto también existen factores como la pobreza extrema,enfermedades,abusos,y el incesto que puede llegar a romper el círculo familiar,dejando el abandono de los niñas y niñas como consecuencia.

Las consecuencias que tienen estos pequeños al vivir en un mundo de adultos son irreparables: completamente vulnerables e inseguros,inestables en cuanto a su calidad de vida,desnutrición,falta de acceso a una vivienda digna,falta de educación y acceso a una salud adecuada,trabajo infantil y explotación.

La solución a la situación de orfandad en el mundo no es nada fácil,organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han propuesto convenios para que los países miembros puedan desarrollar medidas que permitan asistencia y protección especial a los niños huérfanos. Entre las medidas que se proponen son: orfanatos,casas que abriguen menores y la adopción como tal. Sin embargo,el camino que queda por recorrer es muy largo. Hoy en día,los niños alrededor del mundo continúan quedando vulnerables,viviendo en las calles y sin protección alguna.

En cuanto a este tema hay mucho que decir y sobre todo mucho por hacer,y aquí es donde entra el rol del creyente en cuanto al huérfano. La Palabra de Dios es clara con respecto a este tema,en la Biblia encontramos a tres grupos de personas a los cuales Dios no abandona y le pide a su pueblo especial protección: la viuda,el huérfano y el extranjero (Dt 14:29;24:19;Sal 109:4). En la Biblia se destacan alrededor de veinticinco citas con relación al cuidado del huérfano.

En Santiago 1:27,por ejemplo,dice que “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones”. En este pasaje el escritor deja en claro cómo debemos vivir la religión;nos dice que la religión pura se conforma al carácter de Cristo,no se trata de pensar en nosotros,sino en los demás.

El carácter de amor de Dios debe manifestarse en el creyente,así como Jesucristo lo hizo al tomar a los cargados,pecadores y oprimidos. Cuando nos ocupamos de los huérfanos estamos glorificando a Dios aún sin nombrarlo.

“La viuda y el huérfano están siempre en el corazón de Dios,pero ¿con qué frecuencia tenemos en el nuestro una carga por ellos? Es solo cuando aceptamos plenamente la responsabilidad de interesarnos por estos “más pequeños”,que entendemos la inmensa profundidad del amor de Dios”. por Jamie A. Hughes

Es por esta razón que la iglesia debe preocuparse de los huérfanos y realizar acciones que permitan generar un impacto en la comunidad en auxilio a los desprotegidos. Para obedecer este mandato la CAFO (Christian Alliance for Orphans por sus siglas en inglés) ha organizado un movimiento denominado “Domingo por el huérfano” basado en Isa 1:17 “haced justicia al huérfano”.

Este movimiento comenzó a popularizarse en Estados Unidos por medio de Every Orphan´s Hope y gracias a Gary Schneider,quien visitó Zambia y conoció a un grupo de hermanos que cumplían la acción de cuidar a los huérfanos en su comunidad que habían sido devastados por el SIDA y la pobreza. Esta iniciativa es una oportunidad para despertar a la iglesia,comunidad y amigos al llamado de Dios de cuidar al huérfano.

¿Cómo vas a responder al llamado de Dios? ¿Te comprometerías a destinar un tiempo para orar por los huérfanos?,¿considerarías cuidar a uno de estos pequeños siendo una familia adoptiva o sustituta?,¿donarías fondos para organizaciones que trabajan atendiendo a los huérfanos?,¿serías voluntario en alguna agencia local sirviendo a niños adoptivos o huérfanos?

Considera comenzar uniéndote a esta campaña del Día por los Huérfanos,comparte con otros creyentes sobre esta iniciativa,participa en actividades que involucren hacer algo por esta causa,investiga qué puedes hacer ahora en tu comunidad y deja que el Espíritu Santo te guíe en la manera en cómo debes obedecer este mandato de cuidar al huérfano. Puedes comenzar orando,aquí te compartimos algunas peticiones de oración por los huérfanos para que te unas y participes con tu iglesia.

Niños/as que crecen en el “Foster care”,y otros que viven sin su padre y/o madre.

Trabajadores y funcionarios sociales que están atendiendo a los huérfanos.

;Iglesias y organizaciones no sin fines de lucro que tienen ministerios de adopción,crianza y ministerios globales con huérfanos.

Que las iglesias en Estados Unidos y todo el mundo puedan captar y reflejar el corazón de Dios en la adopción y el cuidado de los huérfanos.

Familias adoptantes,mentores y/o familias sustitutas.

Los huérfanos de todo el mundo: provisión física,protección, se sientan amados y conocer el amor de Dios.

Para conocer más sobre esta causa visita: www.cafo.org

Para este artículo se ha tomado la definición de huérfano que ofrece UNICEF como un niño o niña que ha perdido uno o ambos progenitores. Aunque se toma en cuenta el sentido más estricto de la palabra.

www.humanium.org/es/ninos-huerfanos/
www.encontacto.org/los-olvidados/viudas-y-huerfanos/

Keren Flórez Es ex-alumna del seminario bíblico Rio Grande. Tiene un diplomado en estudios bíblicos por dos años. Actualmente se encuentra sirviendo a la iglesia de Cristo en Rio Negro, Colombia.